Archive Page 2

19
Nov
08

Fear Before – Fear Before (2008)

Qué sorpresas te llevas a vaces en esto de la música. Me considero un desengañado por naturaleza, desconfiado en extremo que piensa que es muy difícil que un grupo saque más de un disco sobresaliente en su carrera. Bien es cierto que conozco muchas excepciones (Rise Against, The Mars Volta, Muse, Bad Religion, The Bled…), pero por lo general, cuando escucho un disco realmente bueno de una banda semidesconocida, mi sentimiento en el fondo es que no van a ser capaces de repetir tal hazaña. Y es una verdadera lástima que demasiado a menudo el tiempo me da la razón.

Por eso es una satisfacción difícil de explicar con palabras cuando pones grandes esperanzas en un disco próximo y el grupo te regala una nueva maravilla. Es precisamente la satisfacción que he sentido al pincharme este álbum. Para los que no les conozcan, este quinteto de Colorado que comenzaron su andadura musical con el nombre de Fear Before the March of Flames. Bajo esa denominación editaron dos primeros álbumes que flirteaban con el metalcore, el emo y el math metal a partes iguales, consiguiendo un sonido interesante pero sin llegar a cautivar. Fue en 2005 cuando con The always open mouth la banda se desligó de cualquier etiqueta entregando un trabajo fresco, original y experimental que transgredía todos los estilos a los que se habían visto adscritos anteriormente. Estructuras sorprendentes, escarceos con la electrónica, voces dobladas, melodías oscuras y, en definitiva, un álbum redondo con una cohesión pocas veces vista. De todo esto se desprende que dejaron el listón tremendamente alto de cara a sus siguientes trabajos.

La edición este año de su nuevo álbum me pilló por sorpresa, porque aunque hacía ya tres años desde aquello, les perdí la pista y me he enterado de la exitencia de este nuevo álbum cuando ya estaba a punto de salir. Quizá porque el grupo, probablemente conscientes de que su trayectoria musical está tomando un sendero distinto al que acostumbraba, ha decidido acortar su nombre a Fear Before. Y no sólo eso, sino que han titulado a su primer disco bajo este mismo, como queriendo afirmar que éste es el nuevo sonido de este “nuevo” grupo. Tras la primera escucha no pude más que rendirme a sus pies.

Es posible que este nuevo álbum no sorprenda como lo hizo The always open mouth porque no es sino una continuación de auqel, que fue el que marcó la ruptura. La grandeza de los nuevos Fear Before radica en haber cogido el estilo indefinible que les salió allí y hacerlo propio, asumiéndolo, asimilándolo y expandiéndolo para asentarlo como algo tangible y consistente y no fruto de la experimentación del momento. Lo difícil en todo esto es conseguir que la fórmula se traduzca en buenos temas, y esa es la mejor noticia: han conseguido traducir el concepto sónico de su anterior álbum a canciones con identidad y de calidad.

El sonido del álbum es difícil de describir: podría tratarse de un post-hardcore con reminiscencias emocore pero definitivamente más inquietos y marcianos que otros colegas como Circa Survive. Emparentados con bandas experimentales como The Fall of Troy o The Sound of Animals Fighting (con los que comparten la particularidad de tener dos vocalistas), Fear Before combinan la experimentación con la inmediatez, lo que hace que sus temas entren mucho mejor. Temas como Tree man o I’m fine today así lo atestiguan. Pero también nos encontramos bizarradas sónicas como esa Fear Before doesn’t listen to people who don’t like them en la que juguetean con el mathcore y el post rock en tan sólo tres minutos y medio, o Tycho, en la que se desmarcan como un grupo capaz de sacar himnos épicos en clave indie. Pero el momento más destacado y sorprendente del disco está en Jabberwocky, corte en tono de balada acústica que rompe todo prejuicio que podamos tener sobre esas dos palabras. Y todo esto es sólo el principio.

Una obra inmediata y marciana a partes iguales, capaz de emocionar y a mismo tiempo sorprender al más pintado con su desarrollo inverosímil y su estructura desestructurada. Creatividad desbordante para un sonido, hoy por hoy, único en el mundo.

DESCARGAR

Anuncios
29
Oct
08

Trigger Travis – The Zoo (2008)

En el mercado discográfico actual, en el que cualquier banda puede ser escuchada en cualquier luegar del mundo, ya no se puede tentar a la suerte y se hace necesario buscar tu público. No basta con hacer un puñado de buenas canciones y esperar a que lluevan los fans, tienes que buscar el elemento que te distinga y que consiga atraer a la persona que presumiblemente escuchará y disfrutará tu música. El debut de Trigger Travis, una joven formación vasca, tiene un objetivo clarísimo que se manifiesta desde la primera hasta la última nota: no dejarte indiferente. Todo el este ep tiene la intención evidente de sorprender y dejar una huella en el oyente. Su arma: la adrenalina y la energía. Siete temas en veinte minutos, sin respiro ni tiempo para descansar. Directos al grano.

La dificultad de acercarse a este grupo es una manifiesta indefinición en su sonido. Que, sin embargo,  no se vuelve en su contra en ningún momento. Escuchándolos puedes pensar que pertenecen a la escena hardcore, pero en realidad beben más del rock and roll que de cualquier otro estilo, y sin embargo su actitud es típicamente punk. Entonces ¿qué tipo de público se sentirá identificado con su música? Pese a estar a medio camino entre varios estilos, la respuesta es la más simple posible: cualquiera que busque un grupo honesto, con energía y con ganas de divertirse, tiene en Trigger Travis una apuesta segura. Y lo digo no solo por su actitud, que les sobra, sino porque además se defienden con buenos temas y un directo arrollador.

Pero hablemos de este The Zoo. Se trata, como digo, de siete temas rápidos, enérgicos y adrenalíticos. Hardcore punk y rock and roll para destrozar el cuerpo del más pintado, con un ritmo que engancha a la primera. La gran pregunta es si conseguirían mantener la intensidad en un larga duración, pero quizá es pronto para preguntárselo. El signo de identidad del grupo, para bien o para mal, salta a la vista desde la primera escucha: la voz de su vocalista Marga. Porque no es nada fácil encontrar una cantante femenina en un grupo de estas características, y menos en España. Existe una gran controversia acerca de su papel al frente de Trigger Travis, pero personalmente creo que su trabajo es impecable. Quizá no es la mejor voz que he oido, pero sin duda imprime una personalidad y una energía que al grupo le viene como anillo al dedo. Una voz desgarrada y descarada que nos demuestra que las mujeres pueden tener tanto sitio en este mundillo como los hombres.

La parte instrumental es quizá la que cojea un poco. Y no porque no sean buenos músicos, sino porque la estructura de las canciones es en ocasiones demasiado complicada. En temas tan cortos, es difícil seguir el carrusel de cambios de ritmo al que nos someten y, aunque realmente son temas de muy buena factura, resulta bastante complicado adentrarse en ellos, y el oyente se pierde en muchas ocasiones. Muchos detalles que quizá se pierden en la complejidad compositiva, que por otro lado le resta algo de inmediatez a una propuesta que apuesta por darte una patada en la cara.

Aun así se trata de un álbum altamente recomendable que gana con las escuchas y nos presenta a una banda con ganas de sorprender y que seguro que nos dará alegrías en el futuro si saben ir más directos al grano. De momento, su cruce de estilos es más que interesante, lo cual les da algo que les sitúa una cabeza por delante de muchas otras bandas noveles: personalidad. Eso, en un ep de debut, es la mejor carta de presentación posible.

DESCARGAR

13
Ago
08

Maybeshewill – Not for want of trying (2008)

A estas alturas, pensé que ninguna banda podría sorprenderme haciendo post rock. Lejos quedan ya los años en que grupos como Godspeed You! Black Emperor, Sigur Rós, Mogwai o Explosions in the Sky exploraban nuevos terrenos para darnos a conocer preciosistas paisajes y darnos arreones de furia instrumental. Muchos han seguido la estela, unos con más acierto, otros con menos, algunos copiando su fórmula y otros añadiendo nuevos elementos pero ninguno había conseguido conquistarme como estos ingleses.

El sonido de Maybeshewill no introduce ningún elemento que no hayamos escuchado ya en otros grupos, pero los combina todos con una facilidad y una sensibilidad pasmosa. La música de este cuarteto consigue armonizar las bases electrónicas de 65daysofstatic, los pasajes in crescendo de Caspian, los guitarrazos de Russian Circles, las estructuras de God Is an Astronaut y el piano de Sigur Rós sin caer en el pecado de sonar como ninguno de ellos, generando así un sonido tan propio como elaborado. La escucha de este Not for want of trying, su disco de debut tras su EP de presentación no puede ser más agradecida: cada nuevo corte significa descubrir un mundo nuevo en el que terminan dejando alguna genialidad.

El primer gran acierto del álbum lo veo en la duración de los temas. Los que a veces nos cansamos de los kilométricos y repetitivos temas propios del post rock estamos de suerte porque la media de duración de las canciones de este disco está en torno a los tres minutos y sus estructuras son relativamente pop, por lo que se hace tremendamente accesible y muy recomendable para los que se quieran iniciar en el estilo. Pero lo que importa no es el minutaje sino la música, y de eso Maybeshewill están sobrados. A lo largo del álbum podemos deleitarnos con el inquietante piano de la intro, del tema que pone fin al disco o de la positiva Heartflusters, que además es una de las dos canciones en las que hay voces: una masculina dominante y una femenina que hace los coros.

Pero sin duda el disco tiene dos momentos indispensables. El primero, en el impepinable single The Paris Hilton sex tape, en el que un bonito arpegio desemboca en un guitarreo metalero que posteriormente deja paso a una base electrónica destroza caderas para terminar con un éxtasis de guitarra y piano antes de volver al principio. Y todo eso en tres minutos y medio. Sin embargo, aún queda el que para mí es el mejor tema del álbum y por el que ya merece la pena escucharlo entero: He films the cluds Pt. 2. El piano crea la atmósfera perfecta y se van incorporando poco a poco la guitarra, las bases y los efectos hasta explotar, deflagración que se desvanece de repente para dejar paso a una preciosa melodía desnuda y una voz femenina a la que luego acompaña un coro.

Pero no son esos los únicos puntos álgidos de este trabajo. Como ya digo, prácticamente cada canción esconde una joya: la muralla de sonido inicial del tema que da nombre al álbum, el arranque demoledor a la vez que emotivo de Seraphim & Cherubim… Para mí, un candidato muy serio para ser el mejor álbum del año.

DESCARGAR

05
Ago
08

Pequeñas delicias autóctonas

A nadie le voy a ocultar mi gusto por el post rock, un estilo quizá ya algo pasado de moda a causa de la vorágine de grupos nuevos que han ido apareciendo a lo largo de esta década. Sin embargo, y pese a lo que muchos puedan pensar, aún siguen saliendo grandes álbumes que aportan algo nuevo, un giro de tuerca más, algún elemento inédito, que hace que la escena siga aguantando. Prueba de ello son los nuevos discos de Maybeshewill o Russian Circles, que se cuentan ya entre mis favoritos del estilo.

Lo que sí que echaba en falta eran bandas españolas que dieran rienda suelta a esas melodías envolventesy esos pasajes etéreos tan propios. Creo que la primera referencia que tuve de post rock español se encontraba en Kallisti, el split que en 2007 sacaron Nacen de las Cenizas con la novel banda Emerge. En esa segunda parte del disco compartido podíamos encontar temas como Despertares o Iscariote, dos grandes composiciones de auténtico post rock.

Pues bien, ninguna otra banda española había conseguido asentar las bases de un post rock español desde entonces, hasta este año. Tres ejemplos han llegado a mis oídos en los últimos meses. No sé si existen más pero desde luego sólo con estos tres álbumes me vale para saber que aquí hay una semilla para tener una escena consistente y, sobre todo, de calidad.

Y el primero de ellos es, curiosamente, el nuevo proyecto de varios de los integrantes de la extinta banda Nacen de las Cenizas, el grupo que acompañaba a Emerge en el split ya mentado. A principios de 2008 teníamos la noticia de esta nueva formación madrileña que con un pequeño EP difundido por internet consiguió despertar la curiosidad de muchos: Toundra. Poco después tendríamos en la calle su debut, un EP homónimo que incluía el anterior, que no llegó a ser publicado, más dos temas nuevos. Muy buena aceptación entre el público y unas críticas bastante positivas para un disco en el que tenemos post rock y post metal a partes iguales, recordándonos a bandas como Pelican, Red Sparowes o Russian Circles y que ha supuesto una de las mayores sopresas en lo que va de año. Temas como Medusa (espectacular), Bajamar y Pleamar dan fe de una calidad que tiene que explotar en un futuro para que la banda se convierta en un referente.

Pero el debut de Toundra es sólo la punta del iceberg de lo que se está gestando en nuestro territorio estatal. Pese a su naturaleza underground, la popularidad de su anterior banda y su afán por anunciar su música ha dado a conocer al grupo muy rápidamente. Sin embargo, hoy vamos a hablar de dos proyectos unipersonales sin apenas repercusión y mucha menos promoción. En efecto, hablamos de dos discos producidos por una sola persona cada uno, y quién lo diría, pues no estamos hablando de trabajos simples o minimalistas precisamente.

Polaris

Exxasens es el proyecto personal de Jordi Ruiz, ex-componente de Playmotive y Kyba. Este barcelonés decidió hacerse un mini estudio en su casa para, con una guitarra y un ordenador, practicar en labores de producción. El resultado fue Polaris, una serie de canciones que finalmente dan forma al primer álbum de Exxasens, un magnífico ejercicio de post rock atmosférico que sumerge al oyente en otra dimensión. Inspirado en la exploración del universo por parte del ser humano y el misterio que alberga el infinito, la colección de composiciones que forma este disco es de una belleza pocas veces vista. Delicado al tiempo que contundente, cada nueva canción es un mundo. Para que todos lo podáis disfrutar, el autor lo distribuye gratuitamente en internet, os dejo la descarga para que le echéis el diente, que lo merece. Como curiosidad el segundo tema es un remix de ¿Por qué me llamas a estas horas? de Standstill.

DESCARGAR

Ownland

El tercero de los discos que nos ocupa me lo recomendó hace bien poquito el amigo Prozako. Se trata, como el anterior, de otro proyecto unipersonal. En este caso es también el resultado de la experimentación en labores de producción de Abel, batería del grupo vallisoletano Euphoria, que ha dado a luz a Ownland, la primera referencia de The Big Sleep in Search of Hades. Post rock con influencias de distinta índole, desde Godspeed You! Black Emperor a Mogwai pasando por Interpol, Cult of Luna o Sigur Rós. Lo que nos ofrece este álbum es un ir y venir de melodías, riffs de guitarra, atmósferas, experimentos sónicos y voces sugestivas. Porque quizá esa sea la gran baza del sonido de este proyecto, esa voz masculina pausada pero emotiva que alcanza su mayor esplendor en el que para mí es el mejor momento del trabajo, el tema que le da nombre. También podemos disponer gratuita y legalmente de esta maravilla de obligada escucha.

DESCARGAR

Espero sinceramente que pronto estos tres nombres empiecen a ser más grandes porque calidad e ideas no les faltan. Y a vosotros, que escuchéis y disfrutéis estos pequeños manjares que no por desconocidos dejan de ser sabrosos, realmente son tres discos que están entre mis preferidos para mis listas de este año. A seguirlos de cerca.

07
Jul
08

Las dos estirpes de hermanos de sangre

THe Blood Brothers

THe Blood Brothers

O lo que es lo mismo, los dos nuevos proyectos de esa legendaria banda de Seattle que revolucionó el mundo del hardcore desde el principio de la década hasta su separación el año pasado. Hablamos cómo no de The Blood Brothers, que pusieron fin a su carrera como grupo el pasado año. Pocas noticias hemos tenido de ellos hasta ahora, pero se empiezan a vislumbrar los derroteros que tomarán sus vidas profesionales en el futuro inmediato. Lejos de olvidarse del mundo musical, ni siquiera se han separado sus miembros en plan diáspora. Al contrario, todos ellos siguen juntitos aunque por separado en dos proyectos nuevos que poco a poco ven la luz.

Descargar Jaguar Love EP

Por un lado tenemos a Johnny Withney y Cody Votolato, cantante agudo y guitarra respectivamente, qure se han asociado con Jay Clarck de Pretty Girls Make Graves para su nuevo grupo de corte indie experimental con tintes post hardcore. Su primera referencia está ya lista bajo el sugerente título de Jaguar Love y la verdad, por el sonido que podemos escuchar en este EP de presentación, nos podemos imaginar quién ha tenido la culpa de aquel giro hacia el indie que cada vez era más evidente en The Blood Brothers, especialmente en sus dos últimos álbumes. Los nuevos temas, no obstante, convencen por su originalidad y de momento es un buen presagio de cara a su disco de debut.

Del otro lado está el resto de la familia, es decir, el cantante grave Jordan Blilie, el bajista Morgan Henderson y el batería Mark Gajadhar que junto con el guitarrista original de Blood Brothers, Devin Welch, han creado el nuevo grupo Past Lives. Con vistas a editar próximamente su EP de presentación, de momento lo que podemos escuchar en su myspace es un post hardcore reposado que se aleja un poco de lo que nos tenían acostumbrados.

Habrá que esperar para ver quién se lleva el gato al agua, porque aunque aparentemente vayan a jugar en distintas ligas, las comparaciones van a estar ahí. Veremos si se repite la historia de la disolución de At the Drive-In. Yo al menos lo espero así, porque eso significará que nos encontraremos pronto con dos grandes bandas.

21
May
08

Carnifex – The Diseased And The Poisoned (2008)

Si buscamos San Diego en la wikipedia, nos sale esto:

“San Diego es una ciudad situada en el extremo suroeste del estado de California (Estados Unidos) y, por lo tanto, al extremo suroeste continental de los Estados Unidos. El condado hace frontera con Tijuana, Baja California, México. Capital del Condado de San Diego, la ciudad tiene fama por su clima templado y sus numerosas playas. En el censo de 2000 tenía una población total de 1 223 400 habitantes. Es la segunda ciudad más grande de California y la séptima del país.” Pues bien, aparte de todo eso, San Diego también es la cuna del grupo que nos ocupa hoy y que están apunto de sacar el que sera su segundo larga duración: Carnifex.

Un segundo asalto de brutalidad que les confirma como uno de los grupos más a tener en cuenta en la bulliciosa escena deathcore americana, sobre todo si tenemos en cuenta el salto de calidad que han dado entre su anterior larga duración Dead In My Arms y este The Diseased And The Poisoned. Calidad que se deja entrever en detalles tales como el mimo que han dado a cada cambio de ritmo, o en lo trabajado de unos riffs que, a priori, pueden resultar típicos, pero que tienen ese toque que hace que los recuerdes una y otra vez. Y, por supuesto esos breakdowns de los que hacen gala en todas sus canciones. Simples pero efectivos, con un toque 100% marca de la casa.

Pero, aparte de todo eso, hay algo que destaca por encima de todo. La producción del disco. Lo suficientemente limpia como para no resultar agobiante, pero con ese toque crunch que tan bien le sienta al estilo. Con una definición que permite distinguir todos los instrumentos por separado (lo cual es un logro hoy en día) y cierto regusto a “old school” que hará las delicias de todos los que gustan de producciones no tan artificiales como las que se estilan últimamente.

Y, entrando ya en materia, hay infinidad de detalles que hacen a este cd un ganador seguro. Desde el ritmo imposible y contundente que nos transporta al breakdown de Adornment Of The Sickened, hasta la intro del tema que cierra este cd, Enthroned in Isolation, con ese impecable riff de guitarra, pasando por el que sin duda es el gran momento de este disco, que no es otro que Aortic Dissection, tema en el cual dan salida a todo lo que han sido y todo lo que son: contundencia, melodía, velocidad y un final con guitarras armonizadas que es capaz de hacer cabecear al más purista. Y, como detalle marca de la casa, esa manera de abordar el final de In Coalescence With Filht And Faith. Nunca un golpe a un plato dio paso a algo tan bestia.

En resumen, Deathcore de alta graduación que hará disfrutar a cualquiera que guste de ritmos fuertemente marcados, de la velocidad con toques de melodía y a los amantes de los grandes riffs. Darle una oportunidad, que seguro que no os arrepentiréis.

DESCARGA




Disclaimer

Las descargas incluídas en las distintas entradas de este blog no están alojadas en el servidor de WordPress. Todos los links son links externos encontrados en otras páginas a archivos alojados en servidores gratuitos y por tanto de libre distribución. Su uso debe ser sólo como vista previa del material reseñado, debiendo ser borrado de su pc dentro de las 24 horas siguientes. UnderCore no se responsbiliza del uso ilícito que sus usuarios puedan hacer de estos archivos, apoya la compra de cds y dvd originales y condena la piratería.

Contacto

mcfly_hxc@hotmail.com

SECCIONES Y ESTILOS

Creative Commons

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Feed RSS

UnderCore no es el blog que más se actualiza del mundo, pero garantiza un mínimo de calidad en cada nueva entrada. Entiendo que entrar a diario en la página para ver que no hay nada nuevo es un incordio y por eso el blog tiene un RSS al que podéis suscribiros para que se os informe por mail cuando se haya escrito algo nuevo. Espero que hagáis uso de este servicio. Un saludo.

 ¡Suscríbete!

Blog Stats

  • 92,151 hits